Los mejores remolques para bicicletas del momento

Las Mejores Ofertas de Remolques de bicicletas

No es fácil saber qué remolque de bicicleta elegir según el uso que se le quiera dar. Para responder a todas sus preguntas, remolquebicicleta.eu ha decidido crear una guía de compra especial para guiarle hacia el modelo ideal.

Así sabrá más fácilmente qué remolque será el más adaptado para transportar niños o  cargas pesadas, para conducir en la ciudad o en el campo.

¿Qué es un remolque para bicicletas?

Un remolque de bicicleta es un accesorio para bicicletas que puede utilizarse para remolcar a una o dos personas, pero también para transportar artículos personales o una mascota.

Se trata de un carro ligero y fácil de usar que consta de un compartimento o carro de pasajeros, ruedas, un brazo articulado y un mecanismo de acoplamiento que puede fijarse al eje trasero, al soporte de la tija del sillín o directamente al cuadro de la bicicleta. Hay tres tipos de remolques para bicicletas, a saber, el modelo animal, el carro de mercancías y el remolque para niños, que generalmente se puede utilizar como cochecito.

¿Cómo elegir un remolque para bicicleta?

Según su capacidad

Ya sea que busques un remolque para bicicletas para bebés, mascotas o mercancía, lo más importante a considerar es su capacidad. La capacidad se elige según el número de personas, el peso y el tamaño del animal o la cantidad de bienes que se desea transportar.

Todo depende de tus necesidades. Ten en cuenta que encontrarás un lugar si todavía tienes un solo niño pequeño. Sin embargo, puedes anticiparte y optar por un remolque para bicicleta de dos plazas. Para aquellos que quieran remolcar a su perro o a objetos de todo tipo, lo mejor es averiguar el volumen y la carga máxima que puede soportar el remolque.

Según su peso y tamaño

El peso y el tamaño son criterios clave a considerar cuando se elige un remolque para bicicleta. Éstas no sólo determinan las condiciones de transporte, sino también la facilidad de transporte y almacenamiento del equipo. No debe ser muy pesado para que no tenga mucha dificultad para remolcarlo, especialmente en las pendientes.

Opte por un modelo que no pese más de 18 kg para una mejor maniobrabilidad. En cuanto al espacio, es mejor elegir un carro bastante compacto de menos de 80 cm de ancho que le permita deslizarse entre los obstáculos y que pueda guardar sin demasiada dificultad. También puedes optar por un remolque de bicicleta plegable, que es muy práctico.

Dependiendo de su seguridad

Este es un punto muy importante que también debería determinar su elección. Aunque es obligatorio llevar casco a bordo, el carro debe cumplir algunas normas de seguridad. Un buen remolque de bicicleta para bebés debe estar equipado con un cinturón de seguridad de 5 puntos que proporcione apoyo en caso de vuelco.

También es importante que sea fácilmente localizable por los automovilistas. Por eso le recomendamos que recurra a modelos de colores brillantes, como el amarillo, el verde fluorescente, el naranja o el rojo. Lo mejor sería que el equipo estuviera equipado con una bandera y elementos reflectantes en la parte trasera.

Dependiendo de su comodidad

Además de aumentar la seguridad, el remolque también debe ofrecer la mejor comodidad posible para que su hijo se sienta cómodo en el interior. Por ejemplo, asegúrese de que el asiento esté bien acolchado y que las correas tengan refuerzos acolchados.

Favorezca las máquinas con un asiento reclinable con soporte lateral para evitar que la cabeza de su bebé se balancee de derecha a izquierda. Algunos fabricantes incluso equipan sus carros con amortiguadores para limitar las sacudidas en terrenos irregulares. Para una comodidad óptima de su hijo, recomendamos un remolque con un interior de tela resistente al agua, una visera para el sol y varias aberturas de velcro para asegurar una buena ventilación.

¿Por qué comprar un remolque para bicicleta?

El remolque para bicicleta es un accesorio muy práctico para los entusiastas del ciclismo. Con una capacidad de carga máxima de hasta 50 kg, puede transportar fácilmente a uno o dos niños, pero también todo tipo de objetos pequeños.

Por ejemplo, los que quieran llevar a la familia a dar un paseo pueden remolcar a sus bebés cómodamente. Para los picnics en la orilla del agua o en cualquier lugar inaccesible en coche, ya no es necesario llevar las comidas y los cubiertos a mano, ya que simplemente hay que colocarlos en el carro y pedalear. Un remolque de bicicleta también puede ser utilizado para fines profesionales, como las entregas.

Muy seguro y fácil de instalar

La ventaja del remolque para bicicleta es que no es peligroso. No tendrá nada que temer cuando transporte a su hijo, ya que tiene varios accesorios que proporcionan una seguridad óptima. Los fabricantes se han asegurado de ofrecer estructuras equipadas con un cinturón de 5 puntos, una bandera y elementos reflectantes en la parte trasera. Además, un remolque para bicicleta es rápido y fácil de instalar. Sólo tienes que atarlo a la parte trasera de tu bicicleta en menos de un minuto

Los diferentes tipos de remolques para bicicletas

Remolque de bicicleta para animales

Ofreciendo una considerable comodidad a estos últimos, tiene redes para la protección contra el mal tiempo y los insectos de todo tipo. Sin embargo, tiene un tamaño más pequeño comparado con el remolque para niños y el modelo de mercancía.

Remolque de bicicleta para niños

Es un modelo particularmente seguro y cómodo para que el niño no corra ningún peligro. Se distingue en particular por un interior impermeable y bien ventilado con un sistema de protección solar.

Tiene un asiento acolchado con un cinturón de 5 puntos y a veces un compartimiento de almacenamiento integrado. La mayoría de los remolques de bicicletas para bebés tienen 3 ruedas y pueden convertirse en un cochecito.

Remolque de bicicletas para mercancías

Como su nombre indica, es un equipo especialmente diseñado para el transporte de mercancías.

Es ideal para llevar cestas de picnic o entregar comidas, por ejemplo. Un remolque para bicicletas de carga suele estar equipado con un amortiguador y una lona para proteger mejor los objetos frágiles y los alimentos de los insectos, la contaminación y, por supuesto, el sol.

Nuestro consejo: seguro y fácil de instalar, el remolque para bicicleta es hoy en día una necesidad para todos aquellos que prefieren viajar en bicicleta para proteger el medio ambiente, ahorrar dinero, evitar los atascos de tráfico o disfrutar de los paseos familiares. Un equipo muy práctico que le permite transportar todo tipo de cosas.

¿Cuál es el precio de un remolque para bicicleta?

El remolque para bicicleta está disponible en una amplia gama de precios. El precio puede variar entre 80 y más de 300 euros dependiendo del modelo. Por lo tanto, el presupuesto que debe planificar dependerá de sus necesidades y uso.

Un remolque de bicicleta para bebés de buena calidad suele costar entre 100 y 200 euros. Para un modelo de animales o mercancía, puedes esperar pagar entre 80 y 150 euros. Tenga en cuenta que algunos fabricantes cobran por muchos accesorios opcionales, como cajas o bolsas extraíbles, iluminación o un kit de remolque específico.

¿Cómo se engancha o se engancha un remolque para bicicleta?

Dependiendo del modelo, hay diferentes maneras de acoplar un remolque para bicicleta. Algunos se fijan a la tija del sillín mediante un enganche proporcionado por el fabricante. Este sistema permite no perder velocidad durante el viaje gracias a su flexibilidad y movilidad, y es especialmente adecuado para el transporte de una pequeña carga. Otros remolques se fijan a la bicicleta en la rueda trasera, más precisamente en el eje. Este es el tipo de acoplamiento más común ya que es compatible con casi todas las bicicletas.

¿Cómo te ocupas del remolque de tu bicicleta?

La vida útil de un remolque para bicicleta depende en gran medida de su mantenimiento. Por lo tanto, es importante llevar a cabo un mantenimiento periódico para prevenir el desgaste prematuro y garantizar la seguridad de los niños. Aquí hay algunos pasos y consejos sobre cómo hacerlo.

En primer lugar, sepa que es importante limpiar su remolque para eliminar el polvo, el barro y las partículas diversas. Esto debe hacerse con simples productos jabonosos y no con detergentes o disolventes que puedan dañar los órganos de seguridad y los diversos tejidos. Use un cubo y una esponja mientras evita el chorro de alta presión. Este último puede infiltrarse en los cojinetes, lo que puede causar la aparición de puntos duros y óxido.

Para el mantenimiento, recuerde revisar cada seis meses en promedio, dependiendo de la frecuencia de uso, el estado del chasis, los tejidos, el juego en las ruedas y la presión y estado general de los neumáticos. Si no eres un “hágalo usted mismo”, es preferible llamar a un profesional de la bicicleta.